Vive la vida siempre como oportunidad para crecer

El trabajo de desarrollo personal nos permite aprender a convivir con los malestares emocionales que nos preocupan, a escucharlos y usarlos para transformarnos y sanar. En realidad son un síntoma de que algo en nuestra vida no está “funcionando” como desearíamos pero, al contrario de lo que pensamos, nos proporcionan una oportunidad para crecer y reinventarnos.