Terapias sin efectos secundarios

Ambos métodos terapéuticos se recomiendan a todo tipo de personas, incluso niños o embarazadas, sin presentar contraindicaciones en general. La homeopatía permite tratar tanto enfermedades agudas como crónicas, al igual que procesos de infecciones repetidas. Las Flores de Bach están destinadas a resolver los problemas emocionales de una forma no invasiva.